Radiación

RADIACIÓN
El peligro procede de la radiación ionizante. Todas las fuentes de energía emiten algo de radiación, como los móviles, las televisiones, incluso las bombillas. Pero la radiación ionizante es particularmente dañina porque posee suficiente energía como para separar un electrón de un átomo.
En condiciones normales, los electrones describen órbitas alrededor del núcleo del átomo de forma continuada. Cuando un átomo se expone a elevados niveles de radiación ionizante, como los rayos gamma, su energía puede propiciar la liberación de un electrón, y el átomo se convierte en un ión.
Una vez los electrones han abandonado sus órbitas alrededor de los átomos, estos últimos ya no pueden combinarse entre sí (moléculas) como lo harían normalmente, lo que origina un grave problema si esto tiene lugar dentro del cuerpo humano.
Un átomo que ha perdido un electrón (ión) no dará lugar a las moléculas adecuadas, lo que altera el funcionamiento celular, las cadenas de ADN pueden mutar e incluso llegar a romperse. Este mecanismo puede originar cáncer, leucemia, enfermedades inmunológicas y muchos otros desórdenes.
Así que por favor, pasad tanto tiempo como podáis en la naturaleza y evitad el uso de este tipo de frecuencias. Como actividad mensual de grupo de DDMAASS, podéis amar a la naturaleza, abrazar a los árboles, ir a la playa, practicar yoga y baile, expresar emociones, practicar la risoterapia y conectar con el niño/a interior.
Os quiero a todos/as,
Maa
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *